sábado, 12 de abril de 2014

El Bueno, el Feo y el Malo.

Nombre: El Bueno, el Feo y el Malo (Il buono, il brutto, il cattivo)
Pertenece a la llamada "Trilogía del Dólar"
Director: Sergio Leone
Guionistas: Age & Scarpelli, Luciano Vincenzoni y Sergio Leone.
Actores protagonistas: Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee Van Cleef.
BSO: Ennio Morricone
Género: Spaghetti Western
Año: 1966

Argumento: Dos timadores y un asesino a sueldo enfrentan sus pistolas en la búsqueda de un tesoro.








No soy una gran seguidora del Western y por lo tanto tampoco de sus subgéneros. Sin embargo tiene bastantes cosas en la estética y el estilo que me maravillan y que descubrí principalmente en las películas de Tarantino.

El Bueno, el Feo y el Malo era una de mis grandes pendientes y a la vez una de esas películas que nunca encuentras el momento de ver. Lo cierto es que de lo único que me arrepiento es de no haberla visto antes, me ha encantado.

El descubrimiento frívolo de la película: lo sexy que era Eastwood.
Es muy entretenida, a pesar de sus tres horas de duración se pasa bastante rápido, resulta bastante cruda y además sus momentos cómicos funcionan muy bien. Una de las grandes virtudes de Leone como director en este film es su capacidad para mantener la tensión en las escenas y de hecho crear un final majestuoso en este sentido.

Para los que os echéis un poco para atrás por el tema de la duración la versión de las tres horas incluye unas cuantas escenas que se cortaron. Desde mi punto de vista esas escenas le dan coherencia a la historia pero también, tras haber buscado las que son, os digo que son bastante prescindibles a la hora de darle agilidad al metraje.
Creo que en español las ediciones que hay sólo son cortadas, pero no puedo asegurarlo.

El Bueno, el Feo y el Malo funciona especialmente bien por dos motivos:

El primero es la banda sonora, a cargo de Ennio Morricone, y con uno de los tracks más famosos de la música para cine.


El segundo son los personajes. No es que tengan historias profundas (de hecho una de las partes en las que para mí flaquea un poco es cuando intentan ahondar en su vida antes de la película dentro de la trama del Feo) pero creo que los tres se comen la pantalla y llenan la película de Carisma.



El primero es el Bueno, Blondie. Interpretado por Clint Eastwood.


El personaje de Blondie es curioso. Yo pensaba que sería el protagonista de la película y, aunque en algunos sentidos lo es, no es que destaque especialmente. Tiene pocos diálogos aunque los que tiene son bastante buenos. Suyas son las líneas que más me han hecho sonreír. Además el diseño de su vestuario es genial, poncho incluido al final de la película.

El segundo es el Malo, Angel Eyes. Interpretado por Lee Van Cleef.


Curiosísimo personaje. Es el que va más arreglado de la película y el que parece ser el más organizadamente sádico de los tres. Aunque la historia empieza a moverse a través de él, durante una gran parte es más una sombra que tú sabes que tarde o temprano aparecerá, que un elemento activo.

El tercero es el Feo, Tuco. Interpretado por Eli Wallach.


Probablemente el verdadero protagonista de la cinta. Tiene una química muy buena con Clint Eastwood, sus escenas juntos son soberbias y es el elemento necesario para que las frases de Blondie sean graciosas (aunque él no necesita a su compañero para que sus escenas sean graciosas todo sea dicho).

En resumen una película que hay que ver.





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada