jueves, 23 de mayo de 2013

"Mary and Max" Adam Elliot




    Hace unos días vi "Mary and Max", una película que me habían recomendado hasta la saciedad y que tenía pendiente desde hacía tiempo. La  fui dejando porque me habían advertido de que era un poco triste y no encontraba el momento adecuado. Ahora puedo decir que es una de las mejores películas de animación que he visto, para mí una película de 10 a todos los niveles.



   Mary and Max es una comedia dramática realizada en claymation (animación stopmotion con plastilina). Mary es una niña australiana que vive en un hogar desestructurado y es la clásica marginada del colegio. Un día, en busca de un amigo, decide escribir a una persona al azar. De este modo conoce a Max, un americano con asperger y problemas de sobrepeso incapaz de hacer una vida social corriente. Establecen una estrecha amistad que durará toda la vida.

   La estética me cautivó. Siempre he pensado que la animación clay tiene un encanto especial, los personajes son muy orgánicos. Todos los detalles están muy mimados y parece estar "mal hecho" a propósito. O quizá sería más correcto decir que todo está diseñado para que resulte entre feo, cómico y oscuro. Las partes de Mary aparecen en color sepia y las partes de Max en blanco y negro, con algunos detalles en color rojo. Incluso aunque no me hubiera gustado la historia me hubiera merecido la pena visualmente.



   Mientras repasaba la película para hacer capturas me planteaba hacer un post de citas, pero me he dado cuenta de que tendría que copiar el guión entero. El principio de la película me recordó un poco al estilo de películas como "Amelie".


   Los personajes son entrañables y me parece difícil no empatizar con ellos desde el principio y sentir una mezcla entre ternura y lástima. A pesar de que la película es increíblemente graciosa tiene una base muy dura. Resulta cómica principalmente por la forma que tienen de ver la vida dos inadaptados sociales, que no entienden muy bien el mundo que les rodea aunque lo intentan con todas sus fuerzas y sólo buscan un poco de comprensión. Parece que a menudo la sociedad ejerce demasiada presión para que todos encajemos en esa normalidad establecida.





   Otro punto que me cautivó de la película es la crítica social que hace a través de los personajes. 



    Conforme avanza se va oscureciendo más y más, y va abandonando el tono inocentón que tiene el principio, sobre todo porque Mary va creciendo. Hay algunas escenas hacia el final que me encogieron el corazón. El final me resultó profundamente emotivo y me tocó la fibra sensible.



   Creo que es una película que difícilmente deja impasible y es bastante diferente al estilo de las películas que había visto hasta ahora de animación. 




3 comentarios:

  1. Es una joya absoluta, te recomiendo el cortometraje http://www.filmaffinity.com/es/film830838.html que también es maravilloso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo apunto, que después de esto confío en el talento de Adam Elliot :). Ojalá se hicieran más películas de animación de este estilo.

      Eliminar
  2. ¡Me ha convencido! Me la apunto para verla cuando esté de humor, no había oído hablar de ella, ¡gracias!
    Esther.

    ResponderEliminar